jueves, 20 de junio de 2013

LOS MAS HERMOSOS

Te avanzamos algunas de las tendencias en Primera Comunión de 2013

Formas ligeras y colores discretos para despertar la ilusión de los más pequeños

El universo de los cuentos y los personajes fantásticos ha inspirado las propuestas para la Primera Comunión del año que viene. Una vuelta a los diseños bucólicos, llenos de ternura y con un fuerte toque romántico, sin olvidar el aspecto eminentemente práctico de los vestiditos y trajes, para que puedan emplearse en otras ocasiones tras el gran día. Las mangas francesas, las faldas a los tobillos y los volúmenes conviven con diseños más cortos y detalles sobrios para las más pequeñas, mientras que entre ellos dominan las telas cálidas, suaves y mimosas, en azul, gris o marrón. ¿Quieres ver más de cerca las tendencias en Comunión 2013?


Barcarola, colección de Primera Comunión 2013

Uno de los diseñadores de referencia de la moda española, Miquel Suay, se atreve el próximo año con los juegos de superposiciones en las faldas y los detalles cuidados, que toman forma en cinturones plisados, mangas japonesas y una gran variedad de cuellos y escotes. Las formas clásicas, elegantes y ligeras marcan por su parte los diseños de Javier Larrainzar : vestidos para princesas de líneas sencillas, con las que se trabaja sobre tejidos nobles como la seda, el tul y las gasas, que le permiten conseguir depurados juegos de volúmenes.


Javier Larrainzar y Miquel Suay, colecciones 2013

Los personajes e imaginería de los cuentos, como ninfas, caracolas, la espuma de mar o el aroma de las flores frescas, sirven de punto de partida para la diseñadora Marién Escrivá, alma mater de Barcarola, que presenta una colección elaborada con tejidos nobles en distintas texturas. Organzas, voiles, mikados, tules y tafetanes que dan un toque delicado, alternando vestidos largos hasta el suelo con cortos a mitad pierna, y deliciosos remates en forma de flores elaboradas artesanalmente.


Hortensia Maeso para Rubio Kids

Inspirada en los cuentos de los hermanos Grimm, la colección de Hortensia Maeso para Rubio Kids recibe el nombre de 'Érase una vez'; una apuesta romántica, donde la diseñadora vuelve a desafiar los estereotipos más tradicionales de la Primera Comunión. La gama cromática va del blanco roto al vainilla, pasando por el rosa pálido, el gris perla y el beige teñido artesanalmente. Delicados accesorios completan el look con guirnaldas de ramas, elegantes diademas y bucólicas coronas de flores. Los niños cambian las rígidas americanas por chaquetas y marineros de lino y punto, con remates deshilachados y bolsillos grandes.


Elena Rubio, Primera Comunión 2013

En lo que respecta a la firma de Elena Rubio, se presenta un nuevo concepto de vestir en ceremonias, con prendas hechas a mano pensadas para que los niños se sientan cómodos en ese día tan especial. Destaca la riqueza de los tejidos 100% naturales, entre los que aparecen linos, algodones y batistas bordadas, y la sencillez en los cortes, que les permiten moverse con total libertad.
Psári es fresco, elegante y sobrio En el área del restaurante. Solamente dos paredes del lugar tienen cuadros, lo que le da una idea de limpieza al espacio. Fotos: Julio Estrella/ EL COMERCIO Ampliar Tiempo de lectura: 4' 12'' No. de palabras: 613 Redacción Quito Viernes 19/08/2011 En una casa de 60 años se ha instalado Psári, palabra griega que en español significa pez. Así se llama este restaurante ubicado en la Suiza y República de El Salvador, cuyo estilo ecléctico se evidencia en su diseño y decoración. La combinación de elementos antiguos y modernos, con toques minimalistas, es la característica de este lugar. El espacio está vestido con colores de tonos tierra que se combinan en paredes, muebles, accesorios, suelos y se pintan en los diferentes ambientes. La creación de estos está definida a partir del uso de luces, texturas, muebles y accesorios como papel tapiz, plantas y lámparas, que marcan espacios definidos y acogedores. En el café-lounge, un área con tres pequeñas salas con sillones beige, mesas de madera lisa y una chimenea, resalta un papel tapiz francés que combina con el piso de madera, que guarda el secreto de los 60 años que tiene la casa. Estos elementos dan un ambiente de relajación, al mismo tiempo que la chimenea contribuye a la intimidad del espacio. En la zona del restaurante, el área más grande de la casa, predominan la sencillez y la elegancia. El piso, hecho de linóleo, da una sensación de calidez. Las sillas, de una sola pieza con asiento y espaldar de color beige, dan un toque de modernidad al espacio. Estas están en armonía con las mesas de madera lisa. Este acabado da elegancia, ya que no es necesario el uso de manteles. Un mueble de madera, con floreros cilíndricos llenos de agua con plantas en tonos naranja y verde, dan un respiro a la continuidad de mesas. Este detalle dota al lugar de sensaciones de frescura y vitalidad, alegra los rincones y proporciona momentos de bienestar y elegancia. Otro de los ambientes es un privado para 10 personas, que tiene muy cerca la cava. En este espacio. el juego de luces LED resalta los accesorios que se necesitan para destapar una botella de vino. El piso de madera de la cava, así como el del área del lounge, tienen 60 años y son originales. El jardín es otro de los ambientes que hay en Psári. Decorado con sencillez, así como el resto del restaurante, tiene un par de mesas de madera acompañadas por dos lámparas. El sitio está rodeado por bambú, que le da un toque oriental al sitio. El concepto de sencillez y calidez se lo puede apreciar en cada rincón de Psári. El juego entre la elección de los colores de la pared, los accesorios, las imágenes y los muebles son la clave perfecta para generar un ambiente de amplitud en los espacios, cuya característica radica en la ausencia de columnas. Es por esta particularidad que la comunicación entre los ambientes se da de forma natural. El juego de luces es un factor básico en la decoración de Psári. El buen equilibrio entre tipo y cantidad de luz que recibe el espacio, permite transformar el modo en que este se percibe. Realza y atenúa, a la vez, efectos decorativos e intensifica el valor de los muebles y los objetos. Una abertura en la pared de la zona del restaurante, permite que la luz natural ingrese al lugar, creando un espacio claro, acogedor y moderno. La sencillez, como parte de la decoración minimalista, se refleja en los pocos cuadros y pinturas que cuelgan en las diferentes paredes, así como en los escasos accesorios que se han colocado alrededor de toda el área. Es un espacio limpio y sencillo.

Este contenido ha sido publicado originalmente por Diario EL COMERCIO en la siguiente dirección: http://www.elcomercio.com/construir/Psari-fresco-elegante-sobrio-decoracion-restaurante_0_538746190.html. Si está pensando en hacer uso del mismo, por favor, cite la fuente y haga un enlace hacia la nota original de donde usted ha tomado este contenido. ElComercio.com

1 comentario: