viernes, 30 de diciembre de 2011

NIÑOS TRAVIESOS

Una pareja tenía dos niños pequeños, de 8 y 10 años de edad, quienes eran extremadamente traviesos. Siempre estaban metiéndose en problemas y sus padres sabían que si alguna travesura ocurría en su pueblo sus hijos estaban seguramente involucrados.
La mamá de los niños escuchó que el sacerdote del pueblo había tenido mucho éxito disciplinando niños, así que le pidió que hablara con sus hijos. El sacerdote aceptó pero pidió verlos de forma separada, así que la mamá envió primero al niño más pequeño.
El sacerdote era un hombre enorme con una voz muy profunda, sentó al niño frente a él y le preguntó gravemente:
¿Dónde está Dios?
El niño se quedó boquiabierto pero no respondió, sólo se quedó sentado con los ojos bien abiertos.
Así que el sacerdote repitió la pregunta en un tono todavía más grave:
¿Dónde está Dios?
De nuevo el niño no contestó.
Entonces el sacerdote subió de tono su voz, aún más, agitó su dedo frente a la cara del niño, y gritó:
¿Dónde está Dios?
El niño salió gritando del cuarto, corrió hasta su casa y se escondió en el armario, azotando la puerta.
Cuando su hermano lo encontró en el armario le preguntó:
¿Qué pasó?
El hermano pequeño sin aliento le contestó:
¡Ahora si que estamos en graves problemas hermano, han secuestrado a Dios y creen que nosotros lo tenemos!

NIÑOS HIPERACTIVOS

La edad crítica de este trastorno se sitúa entorno a los 5 o 6 años. No es lo mismo, la hiperactividad generalmente es más frecuente en las familias con problemas
UN NIÑO INQUIETO:

• Está sano y juega, descubriendo su entorno.
• Cuando algo le interesa, presta atención.
• Se distrae cuando algo no le motiva lo suficiente
• Se comporta de forma alegre y vital
• Sus travesuras no revisten violencia
• Aunque no obedezca a la primera, conoce donde están sus límites de conducta.
• Controla sus manifestaciones afectivas
• Se relaciona bien socialmente

UN NIÑO HIPERACTIVO:

Tiene un problema de tipo neurológico
• Presenta dificultades para prestar atención
• Se distrae con facilidad ante cosas sin importancia. Es habitual que deje la tarea que está haciendo para atender a otros aspectos que suelen pasar desapercibidos para otros niños
• Suele tener problemas de ansiedad
• Se muestra agresivo cuando no consigue lo que quiere
• Tiene un comportamiento social indiscreto.
• Muestra un exceso de afectividad
• Tiende a aislarse.

jueves, 29 de diciembre de 2011

CLASIFICACIÓN DE JUGUETES POR EDADES

0-6 MESES: Necesita juguetes que le ayuden a descubrir su cuerpo y distinguir diferentes texturas, formas y colores. Los sonajeros, móviles de cuna, muñecos de goma, mordedores, alfombras con actividades, etc.

7-12 MESES: El bebé empieza a explorar los objetos y a reconocer voces. Pelotas, muñecos de trapo, juguetes sonoros[/b], tentetiesos, balancines y andadores.

13-18 MESES: Los niños/as saben andar y reconocen las propiedades de los objetos. Los cubos para encajar y apilar, las bicicletas de tres ruedas y los cochecitos.

19-24 MESES: EL niño/a habla y comprende, empieza a descubrir su entorno. Coches, bicicletas, pizarras, pinturas, instrumentos musicales, muñecas y animalitos.

2-3 AÑOS: Empiezan a sentir curiosidad por los nombres e imitan escenas familiares. Triciclos, palas, cubos, rompecabezas, pinturas, teléfonos y muñecas.

3-5 AÑOS: El niño/a empieza a preguntar, a aprender canciones y a jugar con sus amigos/as. Bicicletas, pizarras, magnetófonos, cuentos, marionetas y muñecos articulados.

6-8 AÑOS: El niño/a sabe sumar y restar, leer y escribir. Monopatines, coches teledirigidos, juegos manuales, de preguntas y de experimentos.

9-11 AÑOS: Se interesan por actividades complicadas. Complementos deportivos, juegos de estrategia y reflexión, audiovisuales, electrónicos y experimentos.

MÁS DE 12 AÑOS: Desaparecen las ganas de jugar y van construyendo su propia identidad. Libros, música y VIDEO JUEGOS...

LOS TRES ENANITOS DEL BOSQUE


Éranse un hombre que había perdido a su mujer, y una mujer a quien se le había muerto el marido. El hombre tenía una hija, y la mujer, otra. Las muchachas se conocían y salían de paseo juntas; de vuelta solían pasar un rato en casa de la mujer. Un día, ésta dijo a la hija del viudo:
- Di a tu padre que me gustaría casarme con él. Entonces, tú te lavarías todas las mañanas con leche y beberías vino; en cambio, mi hija se lavaría con agua, y agua solamente bebería.
De vuelta a su casa, la niña repitió a su padre lo que le había dicho la mujer. Dijo el hombre:
- ¿Qué debo hacer? El matrimonio es un gozo, pero también un tormento.
Al fin, no sabiendo qué partido tomar, quitóse un zapato y dijo:
- Coge este zapato, que tiene un agujero en la suela, llévalo al desván, cuélgalo del clavo grande y échale agua dentro. Si retiene el agua, me casaré con la mujer; pero si el agua se sale, no me casaré.
Cumplió la muchacha lo que le había mandado su padre; pero el agua hinchó el cuero y cerró el agujero, y la bota quedó llena hasta el borde. La niña fue a contar a su padre lo ocurrido. Subió éste al desván, y viendo que su hija había dicho la verdad, se dirigió a casa de la viuda para pedirla en matrimonio. Y se celebró la boda.
A la mañana siguiente, al levantarse las dos muchachas, la hija del hombre encontró preparada leche para lavarse y vino para beber, mientras que la otra no tenía sino agua para lavarse y para beber. Al día siguiente encontraron agua para lavarse y agua para beber, tanto la hija de la mujer como la del hombre. Y a la tercera mañana, la hija del hombre encontró agua para lavarse y para beber, y la hija de la mujer, leche para lavarse y vino para beber; y así continuaron las cosas en adelante. La mujer odiaba a su hijastra mortalmente e ideaba todas las tretas para tratarla peor cada día. Además, sentía envidia de ella porque era hermosa y amable, mientras que su hija era fea y repugnante.
Un día de invierno, en que estaban nevados el monte y el valle, la mujer confeccionó un vestido de papel y, llamando a su hijastra, le dijo:
- Toma, ponte este vestido y vete al bosque a llenarme este cesto de fresas, que hoy me apetece comerlas.
- ¡Santo Dios! -exclamó la muchacha-. Pero si en invierno no hay fresas; la tierra está helada y la nieve lo cubre todo. ¿Y por qué debo ir vestida de papel? Afuera hace un frío que hiela el aliento; el viento se entrará por el papel, y los espinos me lo desgarrarán.
- ¿Habráse visto descaro? -exlamó la madrastra-. ¡Sal enseguida y no vuelvas si no traes el cesto lleno de fresas! Y le dio un mendrugo de pan seco, diciéndole: -Es tu comida de todo el día. Pensaba la mala bruja: «Se va a morir de frío y hambre, y jamás volveré a verla».
La niña, que era obediente, se puso el vestido de papel y salió al campo con la cestita. Hasta donde alcanzaba la vista todo era nieve; no asomaba ni una brizna de hierba. Al llegar al bosque descubrió una casita, con tres enanitos que miraban por la ventana. Les dio los buenos días y llamó discretamente a la puerta. Ellos la invitaron a entrar, y la muchacha se sentó en el banco, al lado del fuego, para calentarse y comer su desayuno. Los hombrecillos suplicaron:
- ¡Danos un poco!
- Con mucho gusto -respondió ella- y, partiendo su mendrugo de pan, les ofreció la mitad. Preguntáronle entonces los enanitos:
- ¿Qué buscas en el bosque, con tanto frío y con este vestido tan delgado?
- ¡Ay! -respondió ella-, tengo que llenar este cesto de fresas, y no puedo volver a casa hasta que lo haya conseguido.
Terminado su pedazo de pan, los enanitos le dieron una escoba, y le dijeron:
- Ve a barrer la nieve de la puerta trasera-. Al quedarse solos, los hombrecillos celebraron consejo:
- ¿Qué podríamos regalarle, puesto que es tan buena y juiciosa y ha repartido su pan con nosotros?-.
Dijo el primero:
- Pues yo le concedo que sea más bella cada día-.
El segundo:
- Pues yo, que le caiga una moneda de oro de la boca por cada palabra que pronuncie-.
Y el tercero:
- Yo haré que venga un rey y la tome por esposa.
Mientras tanto, la muchacha, cumpliendo el encargo de los enanitos, barría la nieve acumulada detrás de la casa. Y, ¿qué creéis que encontró? Pues unas magníficas fresas maduras, rojas, que asomaban por entre la nieve. Muy contenta, llenó la cestita y, después de dar las gracias a los enanitos y estrecharles la mano, dirigióse a su casa, para llevar a su madrastra lo que le había encargado.
Al entrar y decir «buenas noches», cayéronle de la boca dos monedas de oro. Púsose entonces a contar lo que le había sucedido en el bosque, y he aquí que a cada palabra le iban cayendo monedas de la boca, de manera que al poco rato todo el suelo estaba lleno de ellas.
- ¡Qué petulancia! -exclamó la hermanastra-. ¡Tirar así el dinero!-. Mas por dentro sentía una gran envidia, y quiso también salir al bosque a buscar fresas. Su madre se oponía:
- No, hijita, hace muy mal tiempo y podrías enfriarte-. Mas como ella insistiera y no la dejara en paz, cedió al fin, le cosió un espléndido abrigo de pieles y, después de proveerla de bollos con mantequilla y pasteles, la dejó marchar.

miércoles, 28 de diciembre de 2011

ADOLESCENTES

El adolescente y su educación en la sociedad actual: un problema de comunicación.

Es difícil enfrentar de forma completa la problemática del adolescente, aún cuando nos las limitemos a aquellas que inciden sobre su educación. En el desarrollo de esta investigación se tratará de darle mayor importancia a lo que hace a las cuestiones que le suma el estar viviendo en la sociedad actual, al rol que debería cumplir la escuela en su formación y a los métodos de educación y comunicación que los afectan. De todos modos no es mi intención lograr una exposición completa de los temas mencionados, sino lograr plantear reflexiones válidas para el rol del docente en su interacción con los adolescentes actuales.
Naturalmente se relaciona al termino adolescencia con adolecer o padecer, pero en sí el termino abarca más que esto. "La aurora de un adulto en el crepúsculo de un niño" es una frase literaria de F. Dolto que nos sirve para ilustrar con palabras a ese proceso de cambio, de transición entre dos momentos muy importantes y definidos como lo son la niñez y la adultez.
Para muchas personas la adolescencia significa una etapa de crisis , de ausencia y de desarrollo; pero deberíamos relacionar estas interpretaciones con la importancia que se les ha dado a las fases del desarrollo del hombre a través de los tiempos. Así encontraríamos que en la modernidad se anhelaba llegar a ser adulto, mientras que el niño significaba una etapa de latencia en la que disfrutaba del carecer de responsabilidades. A esto luego le vino el psicoanalisis y la importancia que la niñez implicaba, hasta llegar a la postmodernidad, donde las importancias son otras: el adolescente pasó a ser alguien valorado y buscado por muchos sectores de la sociedad y la adolescencia se encuentra como una etapa a la que todos quieren llegar y mantenerse. Por lo tanto debemos plantearnos cuan adolescente es el adolescente actual. Así mismo parecieran seguir siendo válidas algunas premisas que acompañaron históricamente la caracterización del sujeto adolescente, como por ejemplo el echo de estar desestructurado y restructurando su mundo interno y sus relaciones con el mundo externo. En lo referente al mundo externo, recibe mensajes permanentes que le son dados de distintas maneras y en gran parte son las maneras en la que se envían esos mensajes responsables de la aceptación o no del sujeto.

ADOLESCENTES PADRES

Frente al creciente número de madres adolescentes y su exclusión de los establecimientos educativos chilenos, los sociólogos José Olavarría y Rodrigo Molina Gutiérrez estudiaron la problemática desde el punto de vista de la vulneración de derechos de las jóvenes.
“Hay una valoración novedosa de la paternidad por parte de los adolescentes que tuvieron un hijo”, aseguró el sociólogo chileno Rodrigo Molina Gutiérrez, que investigó la situación de los padres que no alcanzan la mayoría de edad y hacen un esfuerzo por sostener el vínculo afectivo con su hijo o hija en un contexto de vulnerabilidad debido a la ausencia de políticas que los asistan.
Frente al creciente número de madres adolescentes y su exclusión de los establecimientos educativos chilenos, los sociólogos José Olavarría y Rodrigo Molina Gutiérrez, investigadores del Centro de Estudio para el Desarrollo de la Mujer en Chile(CEDEM ), decidieron estudiar la problemática desde el punto de vista de la vulneración de derechos de las adolescentes. En ese proceso, descubrieron que existen adolescentes varones comprometidos con sus paternidades y con unos vínculos familiares diferentes a los tradicionales. Esta novedad dio lugar a una nueva investigación que fue presentada por Molina Rodríguez en Argentina y propone visibilizar las nuevas dinámicas familiares que tienen como protagonistas a padres adolescentes.
Estos papás que tienen un niño o una niña con una mamá adolescente construyen una relación afectiva con la criatura. Sin embargo, deciden no convivir con la madre, optando quedarse en la casa paterna. Hacen un esfuerzo para generar recursos, pero intentan una inserción laboral que no les impida finalizar la escuela media, ya que las adolescentes abandonan sus estudios para dedicarse a la maternidad. Estos jóvenes sostienen la relación de noviazgo, pero desean sobre todo la subsistencia del vínculo con su hijo o hija.
¿Qué llamó su atención cuándo entrevistaron a los papás adolescentes?
Un número importante de adolescentes que sostienen un vínculo afectivo con el hijo, un vínculo que perdura más allá del embarazo y el parto.
¿Qué hubieran esperado?
Más casos en que el noviazgo se rompa o el adolescente no se responsabilice del hijo.
¿Cómo viven la paternidad estos chicos?
La relación con el hijo es fundamental y, en ese marco, el adolescente construye una dinámica familiar diferente a la tradicional. Igualmente, experimentan sentimientos positivos y negativos. Pero cuado hablan de sus nuevas responsabilidades tienen muy presentes quienes dejaron a sus hijos atrás, permanentemente hacen referencia a esos compañeros del colegio.
¿Qué es lo diferente respecto de parámetros más tradicionales?
La revalorización de la educación. La noticia sobre su paternidad impacta en la relación que tenían con la escuela. Antes de ser padres vivían el día a día. A partir de la llegada del hijo, empiezan a tener proyectos y la educación forma parte de ellos. Creen que la formación va a brindarles mejores posibilidades de conseguir trabajos para cubrir los gastos de sus hijos. Ellos dicen “soy proveedor, entrego lo que puedo a mi hijo, pero mi responsabilidad es prepararme para un mejor trabajo”.
Entonces, ¿cuentan con el respaldo de sus padres y madres?
Absolutamente. Todos subrayan que si no fuera por el respaldo de sus padres y de los padres de la pareja, no podrían hacer lo que están haciendo. La familia de la madre adolescente pasa a tener un rol importante en el cuidado del hijo, mientras que la familia del padre adolescente completa la entrega de recursos.
¿Estos adolescentes creen que las madres de sus hijos también deben terminar la escuela media? 
Hay una respuesta tradicional en cuanto a la división de roles. La mamá adolescente se retira del colegio para cuidar a su hijo. Varones y mujeres adolescentes coinciden en que es un sacrificio que debe hacerse, pese a que ellas estén rescindiendo su futuro económico. Como ellas hacen el sacrificio de retirarse del colegio, ellos sienten la obligación de finalizar con los estudios para proveer a sus hijos.
Estas parejas de adolescentes no comparten el mismo techo...
La gran mayoría no convive con su pareja. Cuando estos adolescentes hablan de sus parejas se remiten a situaciones previas a la llegada del bebé, posiblemente porque se trataba de relaciones temporales. Si bien la llegada del bebé modifica esa situación, ellos siguen preguntándose si es la mujer con la que hubieran querido compartir la paternidad. Ellos se encuentran en este proceso de evaluación y nuestra hipótesis es que la convivencia dependerá en parte de la respuesta que den a este interrogante. No obstante, en la mayoría de los casos, la relación con la pareja ha subsistido después del nacimiento del hijo.
¿Reciben ayuda del Estado?
El tipo de familia que está construyendo estos adolescentes está invisibilizado desde el punto de vista de las políticas públicas. Difícilmente, estos jóvenes considerados menores de edad puedan acceder a determinados derechos en carácter de jefes de familia o de forma independiente. Por ejemplo, no hay facilidades para que tengan una vivienda. No siendo óptimo estos adolescentes consideran preferible que el hijo viva con la madre y se conforman con visitar a ambos. Tienen como prioridad el conseguir un espacio propio e iniciar un proyecto más autónomo.
Se desvinculan de la crianza de sus hijos...
Ese es un costo que ellos sienten. Ellos anhelan tener una cotidianeidad con sus hijos y una mayor cercanía afectiva.
Tras el nacimiento del niño o niña, ¿los adolescentes se involucran en decisiones en torno a la sexualidad y la reproducción?
Plantean que un segundo hijo sería catastrófico y consideran importante evitarlo. De todas maneras, en Santiago de Chile los adolescentes tienen dificultades para acceder a métodos anticonceptivos y obtener asesoramiento. Estos temas siguen dependiendo de las concepciones personales de quienes brindan estos servicios. Estas personas exigen el consentimiento de los padres en los casos en que las adolescentes quieren utilizar el DIU; también hay quienes consideran que sólo los padres deben orientar a sus hijos en relación a la sexualidad y la reproducción. La situación cambia cuando se trata de adolescentes que ya fueron padres, éstos tienen un mayor acceso a métodos anticonceptivos, sobre todos las madres tienen más posibilidades de utilizar un DIU. En estos casos, los adolescentes entienden que sus parejas están protegidas, a veces incluyen el preservativo para obtener doble seguridad. Pero también hay muchos jóvenes que no se involucran y dejan este tema en manos de sus parejas.
¿No se cumple con la legislación vigente en torno a la salud sexual y reproductiva?
La ex presidenta Michelle Bachelet instrumentó cambios importantes otorgándoles más derechos a los jóvenes respecto de la salud sexual y reproductiva, pero las medidas no tienen suficiente consenso en algunos distritos del país, donde la aplicación depende de las autoridades municipales y de la personas que atienden en los servicios.
Molina Rodríguez insiste en que hay una valoración especial del vínculo con los hijos e hijas por parte de los padres adolescentes, y opina que los padres adultos están revalorizando cada vez más ese mismo vínculo. “Los varones están buscando una relación más gratificante en el espacio privado. Esto tiene relación con las transformaciones en el espacio público, donde las mujeres están consiguiendo oportunidades más igualitarias”, aseguró el investigador de CEDEM, quién aclaró que el estudio presentado en Argentina estuvo centrado en la paternidad adolescente. No obstante, están llevando adelante una nueva investigación para estudiar quién hace qué en cuanto al cuidado de los hijos e hijas y las tareas domésticas por parte de padres y madres adolescentes.
El sociólogo chileno reconoció luego que la resignificación de la paternidad y revalorización del espacio privado muchas veces no implican cambios en la distribución de roles en el ámbito privado, donde las mujeres tienen una mayor carga de trabajo. Hay estudios recientes -por ejemplo, sobre el uso del tiempo- que demuestran que una distribución más equitativa de las responsabilidades en la crianza de los niños y niñas, el cuidado de las personas mayores o enfermas, y el trabajo en el hogar sigue estando en el plano del discurso.

martes, 27 de diciembre de 2011

ALI BABÁ Y LOS 40 LADRONES

Había una vez un señor que se llamaba Alí Babá y que tenía un hermano que se llamaba Kassim. Alí Babá era honesto, trabajador, bueno, leñador y pobre. Kassim era deshonesto, haragán, malo, usurero y rico. Alí Babá tenía una esposa, una hermosa criada que se llamaba Luz de la Noche, varios hijos fuertes y tres mulas. Kassim tenía una esposa y muy mala memoria, pues nunca se acordaba de visitar a sus parientes, ni siquiera para preguntarles si se encontraban bien o si necesitaban algo. En realidad no los visitaba para que no le salieran pidiendo algo.

Un día en que Alí Babá estaba en el bosque cortando leña oyó un ruido que se acercaba y que se parecía al ruido que hacen cuarenta caballos cuando galopan. Se asustó, pero como era curioso, trepó a un árbol.

Espiando, vio que eran, efectivamente, cuarenta caballos. Sobre cada caballo venía un ladrón, y cada ladrón tenía una bolsa llena de monedas de oro, vasos de oro, collares de oro y más de mil rubíes, zafiros, ágatas y perlas. Delante de todos iba el jefe de los ladrones.

Los ladrones pasaron por debajo de Alí Babá y se frenaron frente a una gran roca que tenía, más o menos, como una cuadra de alto y que era completamente lisa. Entonces el jefe de los ladrones gritó a la roca:

—¡Sésamo: ábrete!

Se oyó un trueno y la roca, como si fuera un sésamo, se abrió por el medio mientras Alí Babá casi se cayó del árbol por la emoción. Los ladrones entraron por la abertura de la roca con caballos y todo, y una vez que estuvieron dentro el jefe gritó:

—¡Sésamo: ciérrate! —Y la roca se cerró.

«Es indudable —pensó Alí Babá sin bajar del árbol— que esa roca completamente lisa es mágica y que las palabras pronunciadas por el jefe de los ladrones tienen el poder de abrirla. Pero más indudable todavía es que dentro de esa extraña roca tienen esos ladrones su escondite secreto donde guardan todo lo que roban». Y enseguida se oyó otra vez un gran trueno y la roca se abrió. Los ladrones salieron y el jefe gritó:

—¡Sésamo: ciérrate! —La roca se cerró y los ladrones se alejaron a todo galope, seguramente para ir a robar en algún lado. Cuando se pedieron de vista, Alí Babá bajó del árbol.

«Yo también entraré en esa roca —pensó—. El asunto será ver si otra persona, pronunciando las palabras mágicas, puede abrirla». Entonces, con todas las fuerzas que tenía, gritó:

—¡Sésamo: ábrete! —Y la roca se abrió.

Después de tardar lo que se tarda en parpadear, se lanzó por la puerta mágica y entró. Una vez dentro, se encontró con el tesoro más grande del mundo.

—¡Sésamo: ciérrate! —dijo después. La roca se cerró con Alí Babá dentro y él, con toda tranquilidad, se ocupó de meter en una bolsa una buena cantidad de monedas de oro y rubíes. No demasiado, lo suficiente como para asegurarse la comida de un año y tres meses.
Después dijo:

—¡Sésamo: ábrete! —La roca se abrió y Alí Babá salió con la bolsa al hombro, tras lo cual añadió—: ¡Sésamo: ciérrate! —Y la roca se cerró y él volvió a su casa, cantando de alegría. Pero cuando su esposa lo vio entrar con la bolsa se puso a llorar.

—¿A quién le robaste eso? —gimió la mujer.

Y siguió llorando. Pero cuando Alí Babá le contó la verdadera historia, la mujer se puso a bailar con él.

—Nadie debe enterarse que tenemos este tesoro —dijo Alí Babá—, porque si alguien se entera querrá saber de dónde lo sacamos, y si le decimos de dónde lo sacamos querrá ir también él a esa roca mágica, y si va puede ser que los ladrones lo descubran, y si lo descubren terminarán por descubrirnos a nosotros. Y si nos descubren a nosotros nos cortarán la cabeza. Enterremos todo esto.

—Antes contemos cuántas monedas y piedras preciosas hay —dijo la mujer de Alí Babá.

—¿Y terminar dentro de diez años? ¡Nunca! —le contestó Alí Babá.

—Entonces pesaré todo esto. Así sabré, al menos aproximadamente, cuánto tenemos y cuánto podremos gastar —dijo la mujer. Y agregó—: Pediré prestada una balanza.

Desgraciadamente, la mujer de Alí Babá tuvo la mala idea de ir a la casa de Kassim y pedir prestada la balanza. Kassim no estaba en ese momento, pero sí su esposa.

—¿Y para qué quieres la balanza? —le preguntó la mujer de Kassim a la mujer de Alí Babá.

—Para pesar unos granos —contestó la mujer de Alí Babá.

«¡Qué raro! —pensó la mujer de Kassim—. Éstos no tienen ni para caerse muertos y ahora quieren una balanza para pesar granos. Eso sólo lo hacen los dueños de los grandes graneros o los ricos comerciantes que venden granos».

—¿Y qué clase de granos vas a pesar? —le preguntó la mujer de Kassim después de pensar lo que pensó.

—Pues granos... —le contestó la mujer de Alí Babá.

—Voy a prestarte la balanza —le dijo la mujer de Kassim.

Pero antes de prestársela, y con todo disimulo, la mujer de Kassim untó con grasa la base de la balanza.

«Algunos granos se pegarán en la grasa, y así descubriré qué estuvieron pesando realmente», pensó la mujer de Kassim.

Alí Babá y su mujer pesaron todas las monedas y las piedras preciosas. Después devolvieron la balanza. Pero un rubí había quedado pegado a la grasa.

—De manera que éstos son los granos que estuvieron pesando —masculló la mujer de Kassim—. Se lo mostraré a mi marido.

Y cuando Kassim vio el rubí, casi se muere del disgusto.

Y él, que nunca se acordaba de visitar a Alí Babá, fue corriendo a buscarlo. Sin saludar a nadie, entró en la casa de su hermano en el mismo momento en que estaban por enterrar el tesoro.

—¡Sinvergüenzas! —gritó—. Ustedes siempre fueron unos pobres gatos. Díganme de dónde sacaron ese maravilloso tesoro si no quieren que los denuncie a la policía.

Y se puso a patalear de rabia. Alí Babá, resignado, comprendió que lo mejor sería contarle la verdad.

—Mañana mismo iré hasta esa roca y me traeré todo a mi casa —dijo Kassim cuando terminaron de explicarle.

A la mañana siguiente, Kassim estaba frente a la roca dispuesto a pronunciar las palabras mágicas. Había llevado doce mulas y veinticuatro bolsas; tanto era lo que pensaba sacar.

—¿Qué era lo que tenía que decir? —se preguntó Kassim—. Ah, sí, ahora recuerdo... Y muy emocionado exclamó—: ¡Sésamo: ábrete!

La roca se abrió y Kassim entró. Después dijo «Sésamo: ciérrate», y la roca se cerró con él dentro.

Una hora estuvo Kassim parado frente a las montañas de moneda de oro y de piedras preciosas.

«Aunque tenga que venir todos los días —pensó—, no dejaré la más mínima cosa de valor que haya aquí. Me lo voy a llevar todo a mi casa». Y se puso a morder las monedas para ver si eran falsas. Después empezó a elegir entre las piedras preciosas. «Aunque me las llevaré todas, es mejor que empiece por las más grandes, no vaya a ser que por h o por b mañana no pueda venir y me quede sin las mejores». La elección le llevó unas cinco horas. Pero en ningún momento se sintió cansado. «Es el trabajo más hermoso que he hecho en mi vida. Gracias al tonto de mi hermano, me he convertido en el hombre más rico del mundo». Y cuando cargó las veinticuatro bolsas se dispuso a partir.

—¿Qué era lo que tenía que decir? —se preguntó—. Ah, sí, ahora recuerdo... —Y muy emocionado dijo—: Alpiste: ábrete.

Pero la roca ni se movió.

—¡Alpiste: ábrete! —repitió Kassim.

Pero la roca no obedeció.

—Por Dios —dijo Kassim—, olvidé el nombre de la semilla. ¿Por qué no lo habré anotado en un papelito?

Desesperado, empezó a pronunciar el nombre de todas las semillas que recordaba: «Cebada: ábrete»; «Maíz: ábrete»; «Garbanzo: ábrete». Al final, totalmente asustado, ya no sabía qué decir: «Zanahoria: ábrete»; «Coliflor: ábrete»; «Calabaza: ábrete». Hasta que la roca se abrió. Pero no por Kassim sino por los cuarenta ladrones que regresaban. Y cuando vieron a Kassim, le cortaron la cabeza.

—¿Cómo habrá entrado aquí? —preguntó uno de los ladrones.

—Ya lo averiguaremos —dijo el jefe—. Ahora salgamos a robar otra vez.

Y se fueron a robar, después de dejar bien cerrada la roca.

Pero Alí Babá estaba preocupado porque Kassim no regresaba. Entonces fue a buscarlo a la roca.

Dijo «Sésamo: ábrete», y cuando entró vio a Kassim muerto. Llorando, se lo llevó a su casa para darle sepultura. Pero había un problema: ¿qué diría a los vecinos? Si contaba que Kassim había sido muerto por los ladrones se descubriría el secreto, y eso, ya lo sabemos, no convenía.

—Digamos que murió de muerte natural —dijo Luz de la Noche.

—¿Cómo vamos a decir eso? Nadie se muere sin cabeza —dijo Alí Babá.

—Yo lo resolveré —dijo Luz de la Noche, y fue a buscar a un zapatero.

Camina que camina, llegó a la casa del zapatero.

—Zapatero —le dijo—, voy a vendarte los ojos y te llevaré a mi casa.

—Eso nunca —le contestó el zapatero—. Si voy, iré con los ojos bien libres.

—No —repuso Luz de la Noche. Y le dio una moneda de oro.

—¿Y para qué quieres vendarme los ojos? —preguntó el zapatero.

—Para que no veas a dónde te llevo y no puedas decir a nadie dónde queda mi casa —dijo Luz de la Noche, y le dio otra moneda de oro.

—¿Y qué tengo que hacer en tu casa? —preguntó el zapatero.

—Coser a un muerto —le explicó Luz de la Noche.

—Ah, no —dijo el zapatero—, eso sí que no —y tendió la mano para que Luz de la Noche le diera otra moneda.

—Está bien —dijo el zapatero después de recibir la moneda—, vamos a tu casa.

Y fueron. El zapatero cosió la cabeza del muerto, uniéndola. Y todo lo hizo con los ojos vendados. Finalmente volvió a su casa acompañado por Luz de la Noche y allí se quitó la venda.

—No cuentes a nadie lo que hiciste —le advirtió Luz de la Noche.

Y se fue contenta, porque con su plan ya estaba todo resuelto. De manera que cuando los vecinos fueron informados de que Kassim había muerto, nadie sospechó nada.

Y eso fue lo que pasó con Kassim, el malo, el haragán, el de mala memoria. Pero resulta que los ladrones volvieron a la roca y vieron que Kassim no estaba. Ninguno de los ladrones era muy inteligente que digamos, pero el jefe dijo:

—Si el muerto no está, quiere decir que alguien se lo llevó.

—Y si alguien se lo llevó, quiere decir que alguien salió de aquí llevándoselo —dijo otro ladrón.

—Pero si alguien salió de aquí llevándoselo, quiere decir que primero entró alguien que después se lo llevó —dijo el jefe de los ladrones.

—¿Pero cómo va a entrar alguien si para entrar tiene que pronunciar las palabras mágicas secretas, que por ser secretas nadie conoce? —dijo otro ladrón.

Después de cavilar hasta el anochecer, el jefe dijo:

—Quiere decir que si alguien salió llevándose a ese muerto, quiere decir que antes de salir entró, porque nadie puede salir de ningún lado si antes no entra. Quiere decir que el que entró pronunció las palabras secretas.

—¿Y eso qué quiere decir? —preguntaron los otros treinta y nueve ladrones.

—¡Quiere decir que alguien descubrió el secreto! —contestó el jefe.

—¿Y eso qué quiere decir? —preguntaron los treinta y nueve.

—¡Que hay que cortarle la cabeza!

—¡Muy bien! ¡Cortémosela ahora mismo!

Y ya salían a cortarle la cabeza cuando el jefe dijo:

—Primero tenemos que saber quién es el que descubrió nuestro secreto. Uno de ustedes debe ir al pueblo y averiguarlo.

—Yo iré —dijo el ladrón número treinta y nueve. (El número cuarenta era el jefe).

Cuando el ladrón número treinta y nueve llegó al pueblo, pasó frente al taller de un zapatero y entró. Dio la casualidad de que era el zapatero que ya sabemos.

—Zapatero —dijo el ladrón número treinta y nueve—, estoy buscando a un muerto que se murió hace poco. ¿No lo viste?

—¿Uno sin cabeza? —preguntó el zapatero.

—El mismo —dijo el ladrón número treinta y nueve.

—No, no lo vi —dijo el zapatero.

—De mí no se ríe ningún zapatero —dijo el ladrón—. Bien sabes de quién hablo.

—Sí que sé, pero juro que no lo vi.

Y el zapatero le contó todo.

—Qué lástima —se lamentó el treinta y nueve—, yo quería recompensarte con esta linda bolsita. Y le mostró una bolsita llena de moneditas de oro.

—Un momento —dijo el zapatero—, yo no vi nada, pero debes saber que los ciegos tienen muy desarrollados sus otros sentidos. Cuando me vendaron los ojos, súbitamente se me desarrolló el sentido del olfato. Creo que por el olor podría reconocer la casa a la que me llevaron. —Y agregó—: Véndame los ojos y sígueme. Me guiaré por mi nariz.

Así se hizo. Con su nariz al frente fue el zapatero oliendo todo. Detrás de él iba el ladrón número treinta y nueve. Hasta que se pararon frente a una casa.

—Es ésta —dijo el zapatero—. La reconozco por el olor de la leña que sale de ella.

—Muy bien —respondió el ladrón número treinta y nueve—. Haré una marca en la puerta para que pueda guiar a mis compañeros hasta aquí y cumplir nuestra venganza amparados por la oscuridad de la noche.

Y el ladrón hizo una cruz en la puerta. Después, ladrón y zapatero se fueron cada cual por su camino. Pero Luz de la Noche había visto todo. Entonces salió a la calle y marcó la puerta de todas las casas con una cruz igual a la que había hecho el ladrón. Tras ello se fue a dormir muy tranquila.

—Jefe —dijo el ladrón número treinta y nueve cuando volvió a la guarida secreta—, con ayuda de un zapatero descubrí la casa del que sabe nuestro secreto y ahora puedo conducirlos hasta ese lugar.

—¿Aun en la oscuridad de la noche? ¿No te equivocarás de casa? —preguntó el jefe.

—No, porque marqué la puerta con una cruz.

—Vamos —dijeron todos.

Y blandiendo sus alfanjes se lanzaron a todo galope.

—Ésta es la casa —dijo el ladrón número treinta y nueve cuando llegaron a la primera puerta del pueblo.

—¿Cuál? —preguntó el jefe.

—La que tiene la cruz en la puerta.

—¡Todas tienen una cruz! ¿Cuántas puertas marcaste?

El ladrón número treinta y nueve casi se desmaya. Pero no tuvo tiempo porque el jefe, enfurecido, le cortó la cabeza. Y, sin pérdida de tiempo, ordenó el regreso. No querían levantar sospechas.

—Alguien tiene que volver al pueblo, hablar con ese zapatero y tratar de dar con la casa.

—Iré yo —dijo el ladrón número treinta y ocho.

Y fue, encontró la casa del zapatero, y éste se hizo vendar los ojos. Le señaló la casa y el ladrón número treinta y ocho hizo una cruz en la puerta. Pero de color rojo y tan chiquita que apenas se veía. Después zapatero y ladrón se fueron, cada cual por su camino.

Pero Luz de la Noche vio todo y repitió la estratagema anterior: en todas las puertas de la vecindad marcó una cruz roja, igual a la que había hecho el bandido.

—Jefe, ya encontré la casa y puedo guiarlos ahora mismo —dijo el ladrón número treinta y ocho cuando volvió a la roca mágica.

—¿No te confundirás? —dijo el jefe.

—No, porque hice una cruz tan pequeña, que solo yo sé cuál es.

Y los treinta y nueve ladrones salieron a todo galope.

—Ésta es la casa —dijo el ladrón número treinta y ocho cuando llegaron a la primera puerta del pueblo.

—¿Cuál? —preguntó el jefe.

—La que tiene esa pequeña cruz colorada en la puerta.

—Todas tienen una pequeña cruz colorada en la puerta —dijo el jefe de los bandidos. Y le cortó la cabeza. Después el jefe dijo—: Mañana hablaré yo con ese zapatero.

Y ordenó el regreso. Al día siguiente, el jefe de los ladrones buscó al zapatero. Y lo encontró. Y el zapatero se hizo vendar los ojos. Y lo guió. Y le mostró la casa. Pero el jefe no hizo ninguna cruz en la puerta ni otra señal. Lo que hizo fue quedarse durante diez minutos mirando bien la casa.

—Ahora soy capaz de reconocerla entre diez mil casas parecidas.

Y fue en busca de sus muchachos.

—Ladrones —les dijo—, para entrar en la casa del que descubrió nuestro secreto y cortarle la cabeza sin ningún problema, me disfrazaré de vendedor de aceite. En cada caballo cargaré dos tinas de aceite sin aceite. Cada uno de ustedes se esconderá en una tina y cuando yo dé la orden, ustedes saldrán de la tina y mataremos al que descubrió nuestro secreto y a todos los que salgan a defenderlo.

—Muy bien —dijeron los ladrones.

Los caballos fueron cargados con las tinas y cada ladrón se metió en una de ellas. El jefe se disfrazó de vendedor de aceite y después tapó las tinas.

Esa tarde los treinta y ocho ladrones entraron en el pueblo. Todos los que los vieron entrar pensaban que se trataban de un vendedor que traía treinta y siete tinas de aceite.

Llegaron a la casa de Alí Babá y el jefe de los ladrones pidió permiso para pasar.

—¿Quién eres? —preguntó Alí Babá.

—Un pacífico vendedor de aceite —dijo el jefe de los bandidos—. Lo único que te pido es albergue, para mí y para mis caballos.

—Adelante, pacífico vendedor —dijo Alí Babá.

Y le dio albergue. Y también comida, y dulces y licores. Pero el jefe de los ladrones lo único que quería era que llegara la noche para matar a Alí Babá y a toda su familia.

Y la noche llegó. Pero resulta que hubo que encender las lámparas.

—Nos hemos quedado sin una gota de aceite —dijo Luz de la Noche—, y no puedo encender las lámparas. Por suerte hay en casa un vendedor de aceites; sacaré un poco de esas grandes tinas que él tiene.

Luz de la Noche tomó un pesado cucharón de cobre y fue hasta la primera tina y levantó la tapa. El ladrón que estaba adentro creyó que era su jefe que venía a buscarlo para lanzarse al ataque, y asomó la cabeza.

—¡Qué aceite más raro! —exclamó Luz de la Noche, y le dio con el cucharón en la cabeza.

El ladrón no se levantó más.

Luz de la Noche fue hasta la segunda tina y levantó la tapa, y otro ladrón asomó la cabeza, creyendo que era su jefe.

—Un aceite con turbantes —dijo Luz de la Noche.

Y le dio con el cucharón. El ladrón no se levantó más. Tina por tina recorrió Luz de la Noche, y en todas pasó lo mismo. A ella y al que estaba adentro. Enojadísima, fue a buscar al vendedor de aceite, y blandiendo el cucharón le dijo:

—Es una vergüenza. No encontré ni una miserable gota de aceite en ninguna de sus tinas. ¿Con qué enciendo ahora mis lámparas?

Y le dio con el cucharón en la cabeza. El jefe de los ladrones cayó redondo.

—¿Por qué tratas así a mis huéspedes? —preguntó Ali Babá.

Entonces Luz de la Noche quitó el disfraz al jefe de la banda y todo quedó aclarado. Como es de imaginar, los ladrones recibieron su merecido.

Y eso fue lo que pasó con ellos.

En cuanto a Alí Babá, dicen que al día siguiente fue a buscar algunas monedas de oro a la roca, y que cuando llegó no encontró nada: la roca había desaparecido, con tesoro y todo.

Pero ésta es una versión que ha comenzado a circular en estos días, y no se ha podido demostrar.
Título: Alí Babá y los cuarenta ladrones
Autor: Anónimo
Sinopsis:
Alí Babá descubre un gran secreto: una cueva que sólo se abre ante unas palabras mágicas. En ella, cuarenta ladrones guardan un inmenso tesoro, y supone para él una gran alegría, pues es pobre. Sin embargo, si fuera descubierto, su vida estaría en peligro. Y precisamente eso fue lo que sucedió. De no haber sido por la ayuda de su mujer, Luz de la Noche, hubiera caído en manos de los despiadados ladrones.

ELIANA TARDÍO; MADRE DE DOS NIÑOS DOWN

Eliana Tardío es mamá de dos niños con síndrome de Down, autora de los libros Emir, líder de mi alma y Ayelén, la alegría de mi vida, ambos sobre sus hijos, y es especialista en recursos de familia para el   Programa deintervenció temprana de la floridan
En lugar de desmoronarse después de tener a su primer hijo, Tardío se animó a tener otro, una niña que también nació con el mismo síndrome. A partir de entonces, decidió convertirse en punto de apoyo e información para otras mujeres que tienen hijos con síndrome de Down.
Ha creado su propia red social para madres de hijos especiales, y ha sido entrevistada varias veces en el programa televisivoViva la familia

Entrevista con Eliana Tardío:

  • ¿Cuales son los mayores retos de criar a dos hijos con síndrome de Down?
Emir hoy tiene 7 años y Ayelén tiene 4. No considero tener en este momento ningún reto fuera de lo común. He sobrepasado definitivamente la línea del prejuicio. Tener dos hijos con síndrome de Down me ha cambiado la vida, así que me tomo todo muy naturalmente. Celebro los triunfos, me atrinchero en las guerras y aunque la vida no es perfecta ni ideal para nadie, he aprendido a sacarle el jugo y a nunca rendirme.
  • ¿Y las mayores recompensas?
Es un mundo de recompensas interminable porque el amor es un premio. Llegaron con ese cromosoma extra que al comienzo era un extraño sin invitación, pero con el tiempo se ha convertido en algo más que nos acompaña pero no nos posee. Tenerlos conmigo, amarlos, reír y crecer con ellos es sin duda mi mayor recompensa. Han sido la inspiración de mi vida y gracias a ellos he conseguido todo lo que hoy tengo y soy.
  • ¿Cómo te organizas durante el día para tener tiempo para ti, trabajar y dedicarte a tus hijos?
Tengo la gran dicha de que la pasión y la dedicación hacia ellos me ha acercado a cumplir mis metas tanto personales como profesionales. Soy especialista en recursos de familia para el programa  de  intervención  temprana de la florida.
Mi trabajo tiene un horario flexible, es creativo y para cumplirlo hago lo que más me gusta, que es fusionar mi preparación profesional con mi experiencia como madre.
Les recuerdo a mis compañeros que un niño es un niño primero. Que a pesar de que haya nacido con síndrome de Down, esté en el espectro autista, tenga discapacidad visual, auditiva o de cualquier tipo, ese niño es el tesoro más preciado de sus padres y que nuestro trabajo va más allá de ofrecer un servicio: debemos ofrecer esperanza y comprensión.
  • ¿Qué has logrado con tus libros y tu red social para mamás con hijos con síndrome de Down?
Mi red social  ya cumplió más de un año. Ahora tenemos alrededor de 1,200 familias de personas con síndrome de Down de todo el mundo y se que seguirá creciendo y cobijando a quienes buscan un lugar donde compartir e interactuar en privacidad y confianza.
También tengo en mi blog una página en la que estamos creando  un libro con las experiencias  de muchas madres de hijos con síndrome de Down. Animo a las lectoras que participen en ella.
Y por último, mi pagina enyoutube , ya casi alcanza el medio millón de visitas. Jamás imaginé que todos estos videos caseros se convertirían en un recurso tan importante para gente del mundo entero.
  • ¿Qué tipo de ayuda tienes en la casa?
Emir y Ayelén son mis compinches, mis amigos. Todos tenemos responsabilidades en la casa, así que todas las tareas están bien distribuidas. Emir está encargado de sacar a nuestro perrita a hacer pipí y esperarla en la puerta para cerrar. Ayelén recoge los juguetes, juntos limpiamos, juntos cocinamos y juntos nos divertimos. Mi mayor satisfacción es la de saber que son niños independientes y colaboradores.
  • ¿Qué les dices a otras mamás con hijos con síndrome de Down?
Que el temor y la confusión inicial son normales y que es una experiencia de intensa evolución. Los únicos límites son los que nosotros nos ponemos. Nunca hay que rendirse y lo más grande de la vivencia es entender que nuestros hijos con síndrome de Down tienen sus propios triunfos y sus propias metas.

CONSEJOS PARA MAMÁS MODERNAS

Maria Antonieta Collins es una incansable y reconocida periodista nacida en Veracruz, México y residente en EE.UU. Ha recibido dos Emmys por su labor profesional y es autora de ocho libros, algunos superventas. En otoño de 2011 saldrá su noveno título, que ha escrito en coautoría con su hija  Antonietta Collins y que aborda la violencia de género, de la que su hija menor fue víctima.
Después de varias décadas como reportera y presentadora en medios televisivos, ahora hace reportajes para  escribe para el Nuevo Herald  de Miami y e  Sol de Mexicol , tiene un programa sindicado de radio  da seminarios de manejo de las finanzas del hogar.
Interrumpió amablemente la grabación de su programa de radio para atenderme y compartir con simpatía y buen humor sus consejos de mamá.

Entrevista con María Antonieta Collins:

¿Cuál fue tu secreto para combinar la maternidad con tu profesión?
Yo creo que no hubo secreto … Es como cuando hay un aterrizaje forzoso y te das cuenta de que no tienes más que tirarte del avión por el tobogán. Cuando tuve a mis hijas, al salir del hospital con dada una de ellas me pregunté "¿y ahora qué hago?" Además, tenía la responsabilidad de las primeras historias (periodísticas) que tuve que cubrir.
¿Qué tipo de mamá primeriza fuiste?
¡Obsesiva y cumplidora! (ríe) No (una mamá) tradicional, porque las llevaba a la escuela en la mañana pero a menudo no podía recogerlas porque luego tomaba un avión para ir a cubrir una noticia. Lo peor era el primer día de clase, en que a veces yo no podía acompañarlas. Ahora, 20 años después, mi hija menor me pide perdón. Entonces me recriminaba que yo no estuviera ahí y ahora me dice: "No sé cómo lo hiciste mamá, con dos niñas y trabajando en periodismo". Ella es periodista y sólo tiene un perro que cuidar y (al pedirme perdón) me ha reconciliado con la vida.
¿Cuál es la clave de tu éxito profesional y personal?
Yo tuve dos hijas porque solo tengo dos brazos. Creo que sacrifiqué a mi familia en aras de mi carrera, pero soy una mujer de convicciones firmes y lo tuve que hacer así porque la palabra "no puedo" no está en mi vocabulario. Fui buena esposa de Fabio (Fajardo) y buena madre. Ese es el secreto de mi éxito.
¿Qué les dirías a otras mamás trabajadoras?
No intentes hacer nada más que lo que tú crees que es correcto. Vete al juego de soccer sólo si te apetece y si puedes hacerlo. Pero si no puedes, no puedes … Si eres la que aporta el dinero en la casa entonces, no te sientas culpable … Cuando yo era la que aportaba el dinero para mantener a la familia, tenía que trabajar y ya. La calidad de tiempo que pasas con tus hijos es siempre más importante que la cantidad. Tiempo de mucha calidad es lo que recomiendo. ¿De qué sirve la mamá que está ahí todo el tiempo si los chamacos la están aborreciendo? (ríe)
¿Los hijos dejan de preocuparnos a las madres cuando se hacen adultos?
¡Noooo, jamás! … Yo digo que hijos chiquitos, problemas chiquitos; hijos grandes, problemas grandes. Mi hija Antonietta vive en Dallas y la otra vive en Ohio y ambas tienen problemas diferentes.
La verdad es que tengan la edad que tengan, no dejas de preocuparte. Hasta el día en que viven ellas y vives tú, son madre e hija, y como madre estas ahí para protegerlas. Eso no se termina nunca.
¿Qué le recomiendas a la nueva mamá que cría a sus hijos en un mundo moderno que da tantas instrucciones a las madres?
Yo le diría que apagara los sensores. Que no escuchara a nadie. Que siga sus instintos. Para los que crean en Dios - porque está claro que algo o alguien nos creó - nos hicieron con un instinto para reproducir y para ser madres. Que apaguen todo y sigan su el instinto y disfruten de ver (a los hijos) crecer. Que los guíen como seres humanos y no como máquinas. Me espanta ver padres que llevan el DVD con las películas en el carro. Así los niños son autistas en el sentido figurado, provocados por los papás, que los tienen pegados al televisor o la computadora para poder estar tranquilos. Por eso los niños de hoy no quieren comunicarse en persona …. Todo es texteo. La voz ya no se usa para hablar. Esto comienza desde que nacen y las madres tienen que volver a como estaban las cosas antes.
¿Tienes algún secreto para las relaciones de pareja o para recuperarse del desamor?
Para recuperarse del desamor, ¡claro que tengo secretos! Yo me doy un periodo de luto y lloro al infiel, porque claro, es una pérdida. Ponte de luto un par de días y luego agarra su foto y rómpela. Luego bota todo lo que te recuerde al tipejo y después deja que te entre la luz. Hay que pensar que Dios te lo quitó porque no es para ti …. Entonces pide a Dios que permita que entre alguien bueno en tu vida ….
¿Qué tips le das al ama de casa para manejar las finanzas del hogar?
Lo primero es que establezca prioridades. Los hispanos gastamos un 33% más de lo que ganamos. Lo segundo, que no cruce la línea entre lo que quiere y lo que necesita. Son dos cosas diferentes. La tercera, que atiendan mis seminarios  mejora tu vida y mas valor por tu dinero  sobre finanzas.
¿Qué aprenden quienes asisten a tus seminarios?
Aprenden a sacar mejor ventaja del tempo y del dinero. No pagan un centavo por el curso y los hacemos en centros de la comunidad, no en hoteles ostentosos. Esto me acerca mucho al público y me gusta mucho.
¿Qué palabras de ánimo les das a las mujeres que se ven endeudadas por tener que dar de comer a su familia?
Les doy mucha esperanza. En la vida, no es tan importante cuántas veces te caes, sino cuántas te levantas y cómo lo logras.
¿Algo más que quieras añadir a nivel personal o profesional?
A las mujeres les digo que se quieran. No importa si eres alta o baja, gorda o flaca, inteligente y con carrera o sin ella. Que vayan pisando fuerte, que crean en sí mismas. Yo salgo a la calle, me compro un anillo de compromiso y me caso conmigo misma. ¡Esa es la fórmula paraquererse

lunes, 26 de diciembre de 2011

CUESTION DE ACTITUD ANTE LA VIDA

Hoy mientras veía una película escuche una frase que mi mente capto y con la cual me quede meditando por unos minutos, esta dice así: “puede que la vida te derrumbe, pero tú decides si levantarte o no” y es una frase muy cierta por que en la vida podremos sufrir una derrota, podremos experimentar fracasos que desde luego nos afectaran porque somos humanos pues lastimosamente muchas veces las cosas no saldrán de la forma perfecta así como quisiéramos, pero eso no es un motivo para que te sientas frustrado ni derrotado, la vida continua, no puedes quedarte sentado llorando ni lamentándote por el fracaso que tuviste ayer, al contrario eso debe de ser una motivación para ti, porque descubriste que de la forma en la que hiciste las cosas no era la correcta y que debes hacerlo de otra manera. Debes de sacarle el lado positivo a las cosas que te ocurren aunque estas sean negativas porque siempre aprendemos algo de ellas, porque dime ¿Quién no se ha equivocado en la vida? ¿Quién alguna vez no ha fracasado? Creo que la mayoría de alguna u otra forma hemos experimentado el fracaso en nuestras vidas o hemos fallado, eso ocurre y es parte de la vida.
Querido amigo y amiga no puedes quedarte estancado, no puedes seguir con esa actitud negativa que no te va a llevar a ningún lado, deja el pasado por que ahora es el presente y el tiempo de ahora es el que cuenta no los errores que cometiste en el pasado, no importa si fracasaste una, dos, tres o más veces, hoy es el momento de levantarse y pedirle a Dios que te ayude y que te de su dirección, hoy tienes la oportunidad de empezar de nuevo y de hacer mejor las cosas, tomando una buena actitud.
Caer accidentalmente te puede pasar, pero levantarse es obligatorio y más aun cuando sabemos que contamos con alguien que siempre nos ayuda cuando caemos, fallamos y nos equivocamos y ese alguien es nuestro Padre Celestial así que

domingo, 25 de diciembre de 2011

ADOLESCENTES


La creciente exposición a la contaminación acústica está provocando un aumento significativo de pérdida de audición entre las personas más jóvenes. Los adolescentes realmente subestiman el nivel de ruido al que están expuestos. Algunos factores de riesgo, como exposición a sonidos fuertes al escuchar música a todo volumen en el reproductor mp3, asistir a conciertos, ir a la discoteca, o el tiempo de exposición a estos ruidos altos, representan las principales causas.

Es primordial identificar los problemas auditivos y proceder a su tratamiento lo antes posible. Una pérdida de audición sin tratar puede obstaculizar el desarrollo adecuado del lenguaje y aprendizaje, dificultando el rendimiento escolar, además de otros muchos efectos negativos, como aislamiento social o soledad.

El gran reto para estas nuevas generaciones es crear conciencia de que la audición es tan importante como la vista y que deben proteger sus oídos contra los peligros potenciales

sábado, 24 de diciembre de 2011

NAVIDAD Y LOS NIÑOS

navidad
La época navideña puede ser un momento maravilloso de unión familiar y buena voluntad. Seguramente todos los que fueron niños alguna vez recuerden ese hermoso sentir al acercarse las épocas de las fiestas anuales de navidad, año nuevo y reyes. El ambiente, la expectativa, la comida, los regalos y el deseo de buenos augurios para todos nuestros seres queridos tienen su momento y significado único en la época navideña.
Pero el espíritu de la Navidad a menudo se pierde en la prisa por comprar regalos e ir a fiestas, muchas veces olvidando lo que es realmente importante en estas fechas. Por eso ahora te vamos a enseñar sobre el verdadero significado de la navidad, con estos simples 9 consejos:
Consejos
1) Habla sobre la Historias de Navidad . Lo que pienses varía en función de tu propia experiencia religiosa y actitud espiritual.
2) Puedes buscar un libro sobre los orígenes de la Navidad, o preguntarle a tu pastor o sacerdote para algunas sugerencias.
3) Ve a la iglesia, la escuela dominical, o cualquier forma de culto se que tengas ya que por esa fecha se ofrecen charlas y enseñanzas sobre el significado de la fiesta a niños.
4) Trata de  simplificar la Navidad y no quieras solo cosas “súper”.
5) Debes mirar más allá de tus propios deseos de Navidad. Puedes elegir un juguete para donar a la caridad para niños, o que te ayuden a elegir alimentos y colaborar.
6) Establece límites de gastos de Navidad y háblalo con tus padres. Esto ayudará a tus padres a ahorrar su dinero, y recuerda que el verdadero valor de un regalo no depende de los costos.
7) Haz tus propias tarjetas de navidad  tarjetas de navidad para la familia y amigos en lugar de comprarlas. Esto refuerza lo positivo.
8) Resta importancia a la televisión. La programación de Navidad a menudo tiene poco que ver con el verdadero espíritu de la Navidad.
9) Haz hincapié en la familia, la tradición y la unión de tus seres queridos.

jueves, 22 de diciembre de 2011

JUEGOS


” Mi primer Scalextric” un juego para los pequeños de la casa que  ya muestran interés por los coches y todo lo relacionado con el motor y las carreras.
El Scalextric es uno de los juguetes que a todos los chicos les fascina, y es que no se por qué razón los coches y las carreras a los chicos les divierten muchísimo, y el escalextric es el juego por excelencia en el que pueden pasar horas y horas jugando.
Un juego que gusta tanto a mayores como pequeños, y estoy segura que si el padre de la criatura se empeña en comprar un scalextric para su hijo, lo hace con la segunda intención de jugar él, porque es un juego que levanta pasiones entre gente de todas las edades.
Pero si eres uno de esos padres que lo que quiere es compartir con su hijo un pequeño hobby, tienes “Mi primer scalextric”, que es un scalextric creado expresamente para niños entre 2 y 4 años.
scalextric_juguetes_org
Este scalextric para pequeños tienes  6 piezas curvas y un cruce, cuenta  con dos coches y dos volantes para conducir por radiocontrol. Además es un scalextric muy cómodo ya que después de jugar puedes doblarlo y guardalo hasta que decidas emprender la próxima carrera con tu hijo

JUGUETE PARA NAVIDAD


Lego nos trae de la mano dos ávidas pasiones de los más pequeños, el arte de la construcción y los coches de carreras.
En este caso se trata de su modelo Lego Super deportivo creador, en el cual podremos interactuar con las piezas que lego nos aporta para conformar 2 coches de carrera y una 4×4 todo terreno.El kit incluye un kart, un deportivo Gt o un 4×4 tipo Hummer, sin duda alguna un estupendo regalo para esta navidades.
El juguete se encuentra enmarcado entre los 4 y 10 años, aunque puede ser un estupendo obsequio aun para niños más grandes.Sus piezas son completamente inofensivas y cumplen con todas las características de seguridad que han convertido a Lego en uno de los lideres del mercado.
Por lo tanto y para aquellos que no son padres es un estupendo regalo, a un precio excelente, rondando en el mercado español los 22 euros.Lego 3 en 1 presenta modelos de competición de fácil armado pintados en tintas completamente testeadas he inofensivas.
Si bien se conforma de varias piezas las mismas son sencillas de montar y desmontar , de dimensiones considerables evitando ser extraviadas o ingeridas por error.Cómo caracteriza a otros elementos de la marca en este caso este hermoso juguete nos propone imaginación y didáctica desarrollando la capacidad cognitiva he imaginativa de nuestro niños.

miércoles, 21 de diciembre de 2011

CUIDADO EN LOS NIÑOS


Los padres niños menores de 3 años  deben de evitar ciertos alimentos si quieren evitar el riesgo de que sus hijos se asfixien, según nuevas recomendaciones de los pediatras de EEUU. El atragantamiento es una de las principales causas de heridas y muertes en los niños pequeños. Comidas, juguetes   monedasson los principales culpables, ya que los niños chiquitos suelen meterse a la boca todo lo que encuentran. Además, los niños no aprenden a masticar bien los alimentos sino hasta que cumplen 4 años, por lo que tienden a tragar la comida sin masticarla bien.
 
La Academia Estadounidense de Pediatría, AAP por sus siglas en inglés, acaba de publicar su nueva política frente al tema, ya que busca prevenir la asfixia por alimentos entre los niños.
 
Entre otras cosas, la AAP aconseja:
  • Colocar etiquetas con advertencias en los alimentos que son riesgosos
  • Retirar del mercado los alimentos que puedan producir asfixia
  • Enseñarle a los padres primeros auxilios y  resucitación cardio pulmonaryr (CPR por sus siglas en inglés) a padres, profesores y quienes trabajen con niños.
 
Algunos alimentos que pueden asfixiar a niños pequeños
  • Salchichas o hot dogs (perros calientes)
  • Uvas sin cortar
  • Manzanas sin cortar
  • Zanahorias crudas
  • Popcorn (palomitas de maíz, cotufas, canchita o cabritas)
  • Marshmallows o malvaviscos
  • Caramelos duros
  • Chicles
  • Salchichón (sausage)
 
En todo caso, aún cuando tu hijo ya haya cumplido 3 años, siempre supervísalo y  corta su comida en trozos pequeños. En general, cubos o rectángulos chiquitos  de alimentos no deberían presentar riesgo de asfixia.
 
No olvidemos las alergias
Otros alimentos que se deben de evitar por riesgo de alergia   el primer año de vida 
  • Fresas o frutillas
  • Naranja y otros cítricos
  • Soya (excepto fórmula láctea preparada con soya)
  • Miel
  • Mariscos

LOS NIÑOS Y LA ALIMENTACIÓN

¿Cuál es la porción adecuada de alimentos para niños pequeños?

Jueves, 08 de Setiembre 2011  |  4:51 pm

Los niños deben comer alimentos variados en porciones pequeñas y diferentes cada día.
Los niños pequeños  comen en cantidades diferentes, según la edad, crecimiento y actividad, por lo que no hay que preocuparse si un día comen más que otro.
Los nutricionistas recomiendan ofrecer a los niños mayores de un año alimentos en pequeñas porciones que quepan en un plato normal y estar atentos siempre por si desean más.
Esta cantidad aumentará conforme el niño vaya creciendo y realizando más actividades que le demanden mayor energía.
En ese plato debe ofrecerse a los niños productos de los cinco grupos alimenticios, pues cada uno proporciona alguna de las sustancias nutritivas y la energía que los pequeños requieren. 
Recuerda que ninguno de ellos es más importante que otro y que para crecer saludables, los niños necesitan comer diferentes alimentos cada día.

lunes, 19 de diciembre de 2011

ALIMENTACIÓN INFANTIL

Al igual que hablábamos en etapas anteriores, es necesario que el niño conserve la sana costumbre de tomar desayuno y merienda. Y es que estas dos comidas acentúan el consumo de productos ricos en glúcidos complejos (pan, cereales), productos lácteos y frutas. Los productos lácteos le proporcionan el calcio indispensable para su crecimiento, los glúcidos complejos le aportan la energía que necesita y el consumo de fruta desde la mañana, ayuda a cubrir los aportes diarios recomendados de vitamina C.
El niño está en una edad que se llama la “preadolescencia”. Por desgracia, en estas edades, bajo el pretexto que los niños se están haciendo mayores, los padres dudan menos a la hora de dejar al niño comer sólo. Si estas comidas “solitarias” son demasiado frecuentes, el niño corre el riesgo de sentir menos placer por la comida, acortar sus comidas, no alcanzar una saciedad suficiente y "picotear" posteriormente a lo largo del día. O puede provocar lo contrario, que el niño compense su soledad con la televisión corriendo el riesgo de prolongar sus comidas consumiendo demasiado queso o postres (bizcochos azucarados, helados,...) delante de la televisión.
Este tipo de desorganización de las comidas es frecuente en los casos de niños obesos. Por ello, debemos tomar unas simples precauciones para evitar esas graves consecuencias. Es bueno, por tanto, instaurar un ambiente amistoso en el momento de las comidas y limitar las comidas solitarias. Las comidas equilibradas y amistosas contribuyen a un respeto del equilibrio alimenticio el día de mañana.
A esta edad, una de las dificultades que también solemos encontrar los padres, es conciliar las influencias exteriores que sufre el niño (publicidad, amigos,...) con una alimentación suficientemente variada y equilibrada. En el marco de una alimentación equilibrada, el 10 % de su energía puede serle aportada por el azúcar (sacarosa), a razón de 50 g diarios, aprox. Como referencias te diremos que un yogur para beber suele tener 13 gramos de azúcar por cada 100 gramos de yogur, o que un zumo de melocotón tiene 13.8 gr. por cada 100 gr. de zumo.
Debemos tener precaución con los productos que contienen a la vez lípidos (grasas) y azúcar, y limitar su consumo diario. Este cóctel es difícil de reequilibrar en su alimentación. Los refrescos azucarados también deben ser consumidos con moderación. Aunque no debemos olvidar los gustos de nuestros hijos, por lo que de vez en cuando un refresco de cola, naranja, etc. no le hará ningún mal.
Para limitar el abuso de este tipo de alimentos poco saludables, lo recomendable es que éstos no estén en la despensa o frigorífico de casa de manera habitual. Más bien al contrario: debemos poner al alcance del niño todo tipo de alimentos saludables y más adaptados a su merienda. ¡Y tan sabrosos y variados como los otros!

COMO DEBEN ESTUDIAR LOS NIÑOS

Dónde y cómo deben estudiar los niños


El ambiente y la planificación son importantes a la hora de estudiar

Escuela

Conseguir que los hijos se esfuercen, se concentren y aprendan, y consigan realizar sus objetivos en los estudios, no es una tarea tan fácil para ellos ni para sus padres. Para que los niños tengan éxito en los estudios, básicamente es necesario que ellos tengan capacidad intelectual para poder estudiar, que sean motivados, adquieran conocimientos en sus estudios, y que sepan dominar hábitos de trabajo y estudio. El ambiente, es decir, el lugar donde el niño debe centrarse en sus deberes y en sus estudios, cada día, es de fundamental importancia para que él consiga su objetivo. Una buena organización en función del tiempo y del ritmo de estudio, también es un importante ingrediente en la realización de sus tareas escolares. El niño, con la ayuda de los padres, debe planificar o programar el horario de estudio.

Con la intención de hacer con que los padres, juntamente con sus hijos, conozcan algunas pautas sobre el ambiente y la planificación del estudio, GuiaInfantil.com os brinda toda la información acerca del tema, que nos ha sido ofrecido por EDUPLA, educación planificada, en este segundo capítulo sobre técnicas de estudio para los niños.


Recomendaciones para conseguir un buen ambiente de estudio:

- El lugar de estudio debe ser siempre el mismo para que no existan nuevos distractores cada vez que se va a estudiar o a hacer las tareas.
- Debe contar con algunos elementos básicos (mesa o escritorio y silla). Hay que tener a mano todo lo necesario.
- Debe ser silencioso (lejos de televisión, radio, teléfono y otros ruidos).
- Debe permitir la concentración y atención (evitar la presencia de elementos que puedan distraer).
- Debe tener una ventilación y temperatura adecuada e iluminación natural.

Recomendaciones para planificar las sesiones de estudio:

- Para planificar el tiempo de estudio es necesario asignar un tiempo determinado a cada asignatura en función de su dificultad.
- Elaborar un calendario que se deberá seguir. Hay que intentar en la medida de lo posible conseguir los objetivos o metas propuestas. Ser constante en esta tarea creará un hábito muy importante de organización y de orden

domingo, 18 de diciembre de 2011

ZAPATOS PARA HIJOS DE FAMOSOS


Los zapatos preferidos por los hijos de los famosos son zapatillas con lentejuelas, bailarinas de resina, sandalias Crocs de divertidos colores, o botas de pelo con forma de mariquita o cocodrilo. A la hora de calzar los pies más chiquitines de Hollywood, la diversión y la imaginación se convierten en la mejor pareja de juegos, junto con los modelos cómodos, las hormas ergonómicas o los materiales transpirables.



Heidi Klum y su hija pequeña, Lou, con modelo plateado con corazones de Keds Kids
Sarah Jessica Parker dando un paseo junto a sus mellizas, luciendo el modelo 'Samoa - Disney Minnie' de Adidas
La hija de Alessandra Ambrosio luce unas zapatillas transpirables y hergonómicas de Native Kids
Jessica Alba y Honor-Marie, con unas cómodas zapatillas infantiles de Superga

Soleil Moon Frye junto a sus hijas, que llevan modelos para niña de Skechers
 Nahla Ariela paseando junto a su mamá, Halle Berry, con zapatillas denim de Pediped
Suri y sus elegantes 'loafers' color vino, de Venettini Kids
Ben Affleck y sus dos hijas mayores. Violet lleva unas sandalias Crocs con detalles en forma de rubíes de colores
Heidi Klum y la pequeña Leni, con botas Emu en forma de mariquita
Hugh Jackman y su hija Ava, con unas zapatillas Skechers con purpurina

LA UNION FAMILIAR


Es importante comer en familia? Los nuevos estudios sobre el tema no dejan lugar a dudas. Según Kendrick, un terapista de familia: “Es la mejor vitamina diaria que los padres pueden dar a los hijos”. Implica intercambiar sobre la escuela, los amigos, el maestro, o hacerlo sobre los abuelos, los tíos y primos, las noticias del día. Hacerlo en igualdad, sin temores, ni vergüenzas, ni inhibiciones. Mejora la autoimagen, fortalece la autoestima, desarrolla el pensamiento crítico-creativo, moviliza la capacidad de participar, construye una identidad sana.
Practicarlo regularmente y sin teléfonos, blackberries, ni TV encendidos, está asociado después con conductas como evitar el embarazo adolescente, más altos puntajes en la escuela, menos desórdenes de comida en jóvenes.
Además un estudio mostró que los que comen con sus hijos, tienen un nivel de satisfacción de la vida más alto.
Esta es una de las múltiples expresiones del valor espiritual y afectivo, excepcional de la familia.
Por ello a pesar de las ideologías antifamilia, y de los esfuerzos que implica llevar adelante una familia, sigue siendo una institución de total vigencia. Una reciente investigación en Estados Unidos, muestra que el matrimonio es parte de la vida de la gran mayoría. Tomando los de 40 años, el 81% se ha casado por lo menos una vez. También las cifras indican que si bien hay un modesto descenso en los últimos 30 años, también lo hay en las cifras de divorcio.
La familia está en pie, pero sus posibilidades de tener y criar hijos y desarrollarse en economías tan turbulentas e individualistas están muy ligadas a que la sociedad lleve adelante políticas públicas protectoras. Un ejemplo interesante es la practicada en Francia desde hace años. Las familias francesas tienen dos bebés promedio frente a sólo 1.5 en la Unión Europea en su conjunto. El país invierte en la familia. El año pasado, gastó el 5.1% de su producto bruto, 135.000 millones de dólares en familia, cuidado de niños, y beneficios de maternidad. Entre ellos junto a las licencias pos parto de cuatro meses, aporta amplias ayudas familiares, deducciones fiscales por niño, descuentos para familias grandes en los trenes, hogares de cuidado gratuitos de buena calidad para los niños de 3 a 5 años a los que está asistiendo el 99% de ellos, y hasta tratamientos integrales de rehabilitación física para el periodo pos parto.
En América Latina, la familia tiene fuertes raíces culturales, y es valorizada por los jóvenes en las encuestas como la institución en que más creen, pero muchas familias se destruyen bajo los impactos de la pobreza, o crece la tasa de renuencia a formarlas por las incertidumbres económicas severas, el déficit de vivienda, y la falta de apoyos públicos.
Con algunos avances, hay mucho por hacer para que la política pública garantice a todos con apoyo de la sociedad, que establecer una familia constituya un derecho real y no sólo retórico.

COMO QUERER A LOS HIJOS

En  su corazón de Padre, reinaba la alegría y los sentimientos de amor que brotaban a raudales dentro de su ser.  Un buen día, le dieron ganas de entrar en contacto con la naturaleza, pues a partir del nacimiento de su bebé todo lo veía hermoso y aún el ruido de una hoja al caer, le sonaba a notas musicales.
Así fue que decidió ir a un bosque; quería oír el canto de los pájaros y disfrutar de la naturaleza. Caminaba plácidamente respirando la humedad que hay en estos lugares, cuando de repente vio posada en una rama a un águila, el cual desde el primer instante lo sorprendió por la belleza de su plumaje.
El águila también había tenido la alegría de recibir a sus polluelos y tenía como meta llegar hasta el río más cercano, capturar un pez y llevarlo a su nido como alimento; pues tenía la gran responsabilidad de criar y formar a sus aguiluchos, y enseñarles a enfrentar los retos que la vida ofrece, era su único objetivo.
El águila al notar la presencia de Alberto lo miró fijamente y le preguntó:
-    ¿A dónde te diriges buen hombre? , veo en tus ojos la alegría.
Alberto le contestó:
-    Es que ha nacido mi hijo y he venido al bosque a disfrutar, pero me siento un poco confundido.
El águila insistió:
-    Oye, ¿y qué piensas hacer con tu hijo?
Alberto le contestó:
-    Ah, pues ahora y desde ahora, siempre lo voy a proteger, le daré de comer y jamás permitiré que pase frío.  Yo me encargaré de que tenga todo lo que necesite, y día con día yo seré quien lo cubra de las inclemencias del tiempo; lo defenderé de los enemigos que pueda tener y nunca dejaré que pase situaciones difíciles.  No permitiré que mi hijo pase necesidades como yo las pasé, nunca dejaré que eso suceda, porque para eso estoy aquí, para que él nunca se esfuerce por nada.
Y para finalizar agregó:
-    Yo como su Padre, seré fuerte como un oso, y con la potencia de mis brazos lo rodearé, lo abrazaré y nunca dejaré que nada ni nadie lo perturbe.
El águila no salía de su asombro, atónita lo escuchaba y no daba crédito a lo que había oído.
Entonces, respirando muy hondo y sacudiendo su enorme plumaje, lo miró fijamente y le dijo:
-    Escúchame bien buen hombre.  Cuando recibí el mandato de la naturaleza para empollar a mis hijos, también recibí el mandato de construir mi nido.  Un nido confortable, seguro, a buen resguardo de los depredadores, pero también le he puesto ramas con muchas espinas ¿y sabes por qué?, porque aún cuando estas espinas están cubiertas por plumas, algún día, cuando mis polluelos hayan emplumado y sean fuertes para volar, haré desaparecer todo este confort, y ellos ya no podrán habitar sobre las espinas, eso les obligará a construir su propio nido.  Todo el valle será para ellos, siempre y cuando realicen su propio esfuerzo y aspiración para conquistarlo, con todo y sus montañas, sus ríos llenos de peces y praderas llenas de conejos.
-    Si yo los abrazara como un oso, reprimiría sus aspiraciones y deseos de ser ellos mismos, destruiría irremediablemente su individualidad y haría de ellos individuos indolentes, sin ánimo de luchar, ni alegría de vivir.  Tarde que temprano lloraría mi error, pues ver a mis aguiluchos convertidos en ridículos representantes de su especie me llenaría de remordimiento y gran vergüenza, pues tendría que cosechar la impertinencia de mis actos, viendo a mi decencia imposibilitada para tener sus propios triunfos, fracasos y errores, porque yo quise resolver todos sus problemas.
-    Yo, amigo mío, dijo el águila, podría jurarte que después de Dios, he de amar a mis hijos por sobre todas las cosas, pero también he de prometer que nunca seré su cómplice en la superficialidad de su inmadurez, he de entender su juventud, pero no participaré de sus excesos, me he de esmerar en conocer sus cualidades, pero también sus defectos y nunca permitiré que abusen de mí en aras de este amor que les profeso.
El águila calló y Alberto no supo qué decir, pues seguía confundido, y mientras entraba en una profunda reflexión, ésta, con gran majestuosidad levantó el vuelo y se perdió en el horizonte.  Alberto empezó a caminar mientras miraba fijamente el follaje seco disperso en el suelo, sólo pensaba en lo equivocado que estaba y el terrible error que iba a cometer al darle a su hijo el abrazo del oso.   Reconfortado, siguió caminando.  Sólo pensaba en llegar a casa, con amor abrazar a su bebé, pensando que abrazarlo sólo sería por segundos, ya que el pequeño empezaba a tener la necesidad de su propia libertad para mover piernas y brazos, sin que ningún oso protector se lo impidiera.
A partir de ese día Alberto empezó a prepararse para ser el mejor de los Padres.