miércoles, 30 de noviembre de 2011

REGALONES PARA LOS PEQUES


Los mejores estímulos
Muchos padres sienten que si le dan a cuidar a su hijo una mascota, éste comenzará a sentir y a ejercer sus reponsabílidades. No cuentan con que, después de unos días y de la alegría y la novedad que implica la llegada de un cachorro a la casa, el chico se “olvida” de sus obligaciones. Entonces, los perros y gatos se convierten en la responsabilidad exclusiva de los padres. Tendrán que sacarlos a pasear, darles de comer, asearlos y limpiar sus necesidades..
Lo que seguramente no tuvieron en cuenta los padres es que el chico no se sentirá responsable porque tenga que ocuparse de la mascota. En esto se da el mismo fenómeno del chico que es solitario, no tiene amigos y los padres lo envían a un campamento para que se modifique esa situación. Lo más probable es que vuelva sin un amigo y muy frustrado porque tuvo que soportar situaciones que no disfruta..
Lo que indican los psicoanalistas es que la conducta responsable es producto del elogio y el estímulo para ser maduro e independiente. Poner la ropa en el lavarropas es una acción mecánica, pero el reconocimiento y el elogio de los padres convierten ese quehacer en algo valioso y en una fuente de orgullo. Ayudar cuando a uno lo necesitan es adulto y los padres no deben confundir el fondo con la forma. Lo que importa no es si la tarea se realizó o no, sino la actitud que desarrolla el chico a partir de los estímulos de sus padres.

1 comentario: