martes, 11 de octubre de 2011

ENFERMEDADES RESPIRATORIAS

La clave es... tratarlas a tiempo


Las infecciones que van desde la nariz hasta el último alvéolo de los bronquios son las llamadas enfermedades respiratorias. Las infecciones en vías respiratorias, en su mayoría, son de corta duración y mejoran sin necesidad de tratamiento. Poco a poco los menores van conociendo las bacterias y preparando sus propias defensas, hasta que llegan a adultos, cuando raramente sufren de este tipo de enfermedades.


La infección depende del tipo de bacteria, de las condiciones generales del paciente y de si es alérgico o no.

¿Por qué los menores que sufren alergia son más proclives a sufrir estas patologías?

La alergia es un factor muy importante en la aparición de estas enfermedades, porque produce un fenómeno de inflamación de las vías respiratorias. Al estar inflamadas, los mecanismos defensivos naturales locales se alteran y, por lo tanto, el paciente se defiende mal de las infecciones. Si se analizan cien bronconeumonías, resulta que la mitad o más de esos pacientes son alérgicos. Sin embargo, si la alergia se trata en forma adecuada, la inflamación desaparece y el paciente vuelve a una situación inmunológica normal.



ASMA

DEFINICIÓN

El asma es una enfermedad pulmonar con las siguientes características:

Obstrucción de la vía aérea total o parcialmente reversible, bien espontáneamente o con tratamiento.

Inflamación bronquial y remodelado (fibrosis) de la arquitectura del bronquio, con infiltración de la mucosa por eosinófilos y otras células, y un mayor o menor grado de fibrosis subepitelial permanente, aún en ausencia de síntomas.

Hiperreactividad bronquial, o respuesta aumentada de la vía aérea frente a distintos estímulos.

Al producirse esta inflamación aparecen:

Tos
Silbidos en el pecho
Secreciones (flemas)
Disnea o fatiga


SINTOMAS

Suele cursar en crisis, durando esta inflamación unos días y cediendo, o bien cursar con inflamación continua con agudizaciones ocasionales más intensas. De forma atípica, puede existir exclusivamente tos persistente, opresión torácica sin otros síntomas acompañantes, o bien estar oculto como bronquitis de repetición en niños. En todas las formas es característico el predominio nocturno de los síntomas.
El origen del asma bronquial es la inflamación producida en origen por la alergia a productos conocidos o desconocidos.

La evolución esperada es hacia la curación en un gran porcentaje de los pacientes.
En la infancia, antes de los 4 años un 11% de los niños tiene asma, y sólo un 4 % persiste con asma después de los 18 años. Por ello más de la mitad de los niños con asma dejan de padecer esta enfermedad después de la pubertad.
Los factores de riesgo para mantenerse con asma son:

Comienzo del asma antes de los 2 años
Madre con asma
Pruebas de alergia positivas, atopia
Alteración de función ventilatoria pulmonar persistente


ALIVIO PSICOLÓGICO

Desde hace algún tiempo este tipo de patologías se tratan con seguimientos psicológicos, nosotros recomendamos que los pacientes tomen días de vacaciones, que disfruten del ocio, que estén alejados de la ciudad. Siempre en una casa de campo o en un balneario van a encontrar menos smog, acaros o esos cientos de miles de bacterias que molestan, en la sanación de esta enfermedad.



GRIPE

DEFINICIÓN

La gripe es una enfermedad causada por un virus (virus de la influenza) que se transmite de persona a persona a través de la tos, de los estornudos y de objetos directamente contaminados. Tiene como particularidad ser un virus de fácil mutación; de esta forma el virus circulante en invierno será, probablemente, diferente al del invierno anterior y, por tanto, la inmunidad adquirida previamente puede no ser efectiva.

Los síntomas más frecuentes son, además del quebrantamiento del estado general, escalofríos, fiebre de hasta 40º C, estornudos, tos, dolor de cabeza, molestias musculares, dolor de garganta, etc ... La fiebre dura generalmente de 3 a 5 días y, si hay complicaciones, la recuperación completa se produce entre una y dos semanas.

PREVENCIÓN

En el caso de la gripe existe una vacuna preventiva recomendable. Todos los años, la Organización Mundial de la salud recomienda la composición de la vacuna a utilizar en esa temporada, en aquellas personas incluidas en los grupos de riesgo, entre los que cabe destacar, fundamentalmente, a personas ancianas, ciertos enfermos, grupos que puedan transmitir la enfermedad a personas con riesgo y aquellos que trabajen en ciertos servicios públicos.

MEDIDAS GENERALES

La gripe debe seguir siempre su curso, pero se pueden tomar ciertas medidas para aliviar los síntomas:

Acentuar el reposo.
Tomar un analgésico suave para calmar las molestias, siempre y cuando no tenga contraindicaciones.
Beber agua y zumos en abundancia.
Asimismo, es de interés extremar las medidas higiénicas habituales (pañuelos desechables...). Recordar que taparse la nariz y la boca al estornudar y/o toser evita la transmisión de la enfermedad a las personas que rodean al enfermo.

TRATAMIENTO

No hay ningún medicamento que cure la gripe, de modo que su tratamiento se reduce al alivio de los síntomas (antitérmicos, analgésicos, etc.)

Es necesario recordar que al ser un proceso vírico no es eficaz el tratamiento con antibióticos, pudiendo dar lugar, en cambio, a resistencias bacterianas. Los antibióticos sólo se deben administrar bajo estricta prescripción médica y para tratar o prevenir las complicaciones, en personas cuyo estado de salud previo así lo aconseje.



BRONQUITIS

DEFINICIÓN

Es la inflamación de los bronquios en los pulmones.

Siempre se debe a virus o bacterias, pero el humo del cigarro y la contaminación también pueden ser culpables de este mal, que muchas veces seda después de un catarro que no se curó bien o de una infección respiratoria.

SINTOMAS

Los signos primarios y los síntomas son la disnea y la tos leve persistente que puede o no producir mucosidad. Según progresa la enfermedad, la dificultad para respirar puede limitar la capacidad de la persona para llevar a cabo su actividad diaria.

Otros síntomas son:

Una sensación de tener el pecho apretado, cansancio, fiebre baja, dolor de garganta, nariz que escurre y un silbido característico al respirar.



TRATAMIENTO Y RECOMENDACIONES

El manejo médico adecuado y unos hábitos de vida saludables pueden ayudar a aquellas personas con la enfermedad a gozar de una mejor calidad de vida, aumentar la tolerancia a la actividad física habitual y reducir las perspectivas de complicaciones.

1. Medicación -Broncodilatadores : Mediante la relajación y el ensanchamiento de los bronquios, estos medicamentos permiten que se introduzca más oxígeno en los pulmones. Hay broncodilatadores en jarabes, en comprimidos o en aerosol. Vacunas. Dado que algunas enfermedades comunes, relativamente leves en otros pacientes, pueden presentar graves riesgos para la salud en los pacientes, suele recomendarse en estos pacientes una vacuna antigripal (administrada en octubre o noviembre antes del comienzo de la estación de la gripe) y una vacuna contra la neumonía (una inyección de una sola vez). Antibióticos: Pueden ser necesarios para tratar una infección respiratoria aguda y, en algunos casos, para ayudar a prevenir una infección bacteriana.

2. Ejercicio: Un programa de ejercicio moderado siempre bajo supervisión médica puede ayudar a los pacientes a que lleven vidas más activas. La forma física no puede mejorar la función de los pulmones, pero puede aumentar la tolerancia de una persona al esfuerzo, al permitir al corazón y otros músculos a utilizar el oxígeno disponible de forma más eficiente. A veces puede ser necesario algún medicamento broncodilatador antes de una sesión de ejercicio. Son muy importantes los ejercicios de respiración para aumentar la fuerza y la resistencia de los músculos que controlan la inspiración y la espiración, así como ciertas técnicas para ayudar a despejar los pulmones de secreciones mucosas.

3. Nutrición e hidratación: Los hábitos nutricionales adecuados desempeñan una función importante en la forma física y la resistencia a la infección. Los pacientes que experimentan disnea al comer, pueden tolerar mejor comidas más pequeñas y más frecuentes.


BRONCONEUMONIA

DEFINICIÓN

Si se inflama el bronquio, sólo estamos en presencia de una bronquitis. Al final del bronquio hay unos "globitos", llamados alvéolos; si se inflaman muchos alvéolos, surge la neumonía. Cuando hay un compromiso de los bronquios y los alvéolos no sólo en un lugar del pulmón sino en muchos focos, se habla de bronconeumonía.


SÍNTOMAS


Respiración agitada
Tos
Fiebre, aunque sea baja
Rechazo de alimentos
Decaimiento


TRATAMIENTO


Las enfermedades respiratorias se tratan con medicamentos, básicamente antibióticos. Si el niño es alérgico, se usan aerosoles.

Los factores ambientales, ¿influyen en la aparición de este tipo de enfermedades?

El smog es un factor que contribuye fuertemente a la aparición de estas enfermedades, porque irrita la vía respiratoria, haciéndola más susceptible a contraer infecciones.

Los cambios bruscos de temperatura también influyen. Por ello, el otoño es la época del año donde se produce una mayor cantidad de estas enfermedades, incluso más que en pleno invierno.

No hay comentarios:

Publicar un comentario